imagen de corazón

Ponle Corazón A Las Cosas

Imagino que muchas ocasiones te han dicho “ponle corazón a lo que haces y verás sus frutos”. Sin duda es una gran y verdadera frase. Pero te preguntarás ¿Qué significa realmente esta frase?, ¿La estaré empleando en mi vida? No te preocupes, en este artículo te mostraré que con un poco de corazón las cosas saldrán excelentes.

¿Has escuchado sobre el amor?, dirás que es un sentimiento. Pero déjame decirte que es más que eso. Es una energía, una fuerza maravillosa que en cualquier campo nos motiva a dar lo mejor de cada uno. Esto significa que si no realizamos las cosas con amor, las cosas no se darán como originalmente planeábamos. La clave, es ponerle pasión a lo que indistintamente haces o quieres hacer.

“Ponerle corazón a lo que haces” no es más que colocarle amor. Pero ¿será muy difícil? No, la verdad que no. Todo debe comenzar y terminar en nosotros. Es decir, debemos amarnos, amar realmente nuestras cualidades e ideas, las cosas que nos gustan. Solo debes tener en cuenta estos aspectos:

  • Has las cosas que te gusten: Si estás obligado hacer algunas actividades, es evidente que tu actitud no será la mejor, no harás las cosas con entusiasmo y eso se notará a kilómetros de distancia. Así que comienza por ver qué cosas realmente te gusta y las que no solo sé sincero contigo o con un tercero y cancela todas esas actividades. Será lo mejor y de esta manera invertirás ese tiempo en las cosas que por excelencia te gustan. Inténtalo, allí principalmente radica el cambio.
  • Confía en ti mismo: Otro aspecto que debes saber es que “ponerle corazón a lo que haces”, es confiar en lo que somos y lo que podemos ofrecer. Esto implica, en creer en nosotros y las cosas que hacemos. No hacemos nada con decirnos infinidades de veces esta frase, e internamente nos invade la incertidumbre, la inseguridad, el miedo. Si comienzas a creértelo comenzarás a enfrentar las situaciones de una forma más positiva y optimista, y evidentemente el cambio se verá tanto en tus acciones como en tu actitud. Entonces, comienza por confiar en ti. Tú eres quien conoces tus potencialidades, solo explótalas y sácale provecho.
  • La satisfacción será el resultado: Sentirnos satisfecho, pleno, será en definitiva nuestra gran recompensa si comenzamos a realizar las acciones con corazón. Y tu entorno lo sabrá, e indirectamente le darás señales que las cosas se pueden hacer de una manera distinta, que hay otra forma de abordar la vida y sus implicaciones, y que el éxito radica en nuestra actitud, en como asumamos las cosas.
  • No esperes que otro te contagie: Comienza por ti, por colocarle entusiasmo a las actividades del día a día y no dejes que otro que contagie su negatividad. Hazte sordo antes esas personas tóxicas, y rodéate de personas positivas, proactivas, y de esta manera verás que ese tipo de contagio será mejor que algún síntoma de inseguridad y temor. Tu entorno lo construyes tú, el éxito está en la decisión de “ponerle corazón a las cosas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *