imagen de Perseverar

Perseverar y No Morir En El intento

Si has intentado hacer posible una meta, un sueño; pero aún no lo has conseguido, no te desanimes, en este artículo te daré algunas herramientas que me han servido y quiero compartirlas para que puedas perseverar y no morir en el intento. Solo presta atención y anímate a intentarlo, porque el que persevera logra.

  • Anímate a reintentarlo: El límite lo colocas tú. Sabemos que algunas metas son cuesta arriba, están lleno de obstáculos; pero nunca te rindas. Si es necesario detenerte, respirar y recobrar el ánimo hazlo; pero no te quedes en mitad del camino. Reinténtalo, motívate a emprender nuevamente el camino, aunque lo veas inacabado, te aseguro que el que persevera vence. Para ello, puedes animarte, leyendo historias positivas, rodéate de personas entusiastas, llenas de energía y déjate contagiar de ese buen ánimo. A veces una mano amiga nos brida la energía necesaria para continuar con nuestra travesía, pero nunca abandones.
  • Ten en cuenta tus fortalezas: Una de las maneras de perseverar es siempre tener presente nuestras potencialidades y cuáles son los motivos que nos mueven a hacer posible nuestros sueños. Ten presente cada uno de ellos, y verás como la energía vendrá y te dará fuerza para seguir intentándolo.
  • No permitas que los otros lo hagan por ti: Debes saber que no hay atajos ni alguien que nos monte a su espalda y nos lleve. Hazlo por ti mismo, no permitas y no esperes que lo otros lo hagan. La satisfacción de alcanzar un sueño radica en el trabajo y esfuerzo que tú aplicaste. Ten cuenta tus valores y principios, y trabaja de la forma más honesta. Si haces las cosas bien, te saldrán no solo bien; sino excelentes.
  • No te apresures: El correr solo nos dejará el cansancio. Deja que las acciones positivas atraigan cosas buenas. Ten presente que nuestros grandes sueños no se logran de la noche a la mañana, se necesita de mucho trabajo diario, de esfuerzo y constancia. No hay más recetas. Por lo que no pierdas el tiempo, y anímate a emprender el camino hacia el sueño que quieres alcanzar. Aunque te lleve algún tiempo recuerda que la recompensa será mayor. Solo necesitas, trabajar con actitud de campeón.
  • Escucha tu monologo interior: A veces el principal obstáculo está en nuestra cabeza. Nos pasamos el tiempo cuestionándonos de si sí o si no. Cuando te ataque los pensamientos negativos, que te impiden continuar; de inmediato piensa en cosas positivas, radícalos con buenos pensamientos, teniendo en cuenta los motivos, los beneficios que te traerá tus sueños. Comienza a transformar tu mente, porque si lo haces iniciarás la transformación de tu realidad.
  • Recuerda que no estás solo: Sabes que tienes el apoyo de tu familia, de tus seres queridos; pero sobre de la fe. La fe siempre tiene cosas buenas para nosotros. Por lo que llénate de espiritualidad, de la tranquilidad necesaria acercándote a él. Aliméntate y continua, porque el camino está allí, solo debes caminarlo con ánimo, entusiasmo. Ser optimista es sin duda la clave del éxito. Sé que tu eres una persona exitosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *